Ir al contenido principal

No pudieron callar más y dijeron:


No pudieron callar más y dijeron:
(Viene de 1ªentrada 2ª entrada)

"Esta bien argumentado, pero que el método científico sea el mejor que tenemos para conocer la realidad… dependerá de lo que quieras estudiar o conocer"

Estábamos de acuerdo en que queríamos saber, conocer, después de todo es una pulsión primigenia en el homo sapiens. (Nuestros amigos del pacifico sur creyeron comprender que eran esos grandes pájaros de acero que surcaron un día los cielos, pero al no tener la información suficiente, recurrieron a la narrativa para apaciguar su angustia existencial). La cuestión es como adquirir de la mejor manera la información para poder conocer el mundo que nos rodea y porque creía que el método científico era el mejor.

 Busqué la definición de conocimiento en la red. "El conocimiento es un conjunto de información almacenada mediante la experiencia o el aprendizaje"

Entonces recordé un artículo de Jorge Wagensberg en la revista "La maleta de Portbou" que me iba al dedillo en esta ocasión. Wagensberg, entiende el conocimiento como nuestro pensamiento empaquetado y codificado por el lenguaje, y destinado a ser compartido. Según él hay tres métodos para adquirir conocimiento, el científico, el artístico y el revelado. Entiendo que hay tres formas de empaquetar nuestros pensamientos, la información almacenada mediante nuestra experiencia, y poder comunicarlos. Era una buena manera de empezar.




 Método científico. La ciencia tiende a ser objetiva y universal. No persigue la verdad, sino modelos que encajen y funcionen con nuestra experiencia de la realidad, permitiéndonos predecir el futuro o resolver problemas presentes Quiere comprender para anticiparse a la incertidumbre. Intentando hacer comprensible la naturaleza, simplificándola al máximo para así conocer sus leyes. Comparte su conocimiento como la existencia de la gravedad, cómo funcionan los aviones, nuestros smarfons o una lavadora y un sinfín ¡Es dialéctica por lo tanto falsable, escéptica, tolerante, optimista se cuestiona constantemente, cambia, se transforma, se adapta, rectifica y avanza, está viva!! Su objetivo es la comprensión del universo en que nos movemos. Quiere saber lo que son esos pájaros de acero y porque vuelan, repetí. Pero vamos a ver cómo funcionan los otros métodos



 Método artístico El arte distorsiona la realidad para ampliar la experiencia emotiva y compartirla individualmente. El artista empaqueta la información (sus pensamientos) que le proporciona la experiencia de sus sentidos y el receptor la desempaqueta, descodifica y disfruta de la obra de arte. (Los dos son coautores de la obra de arte) El conocimiento va de un individuo a otro, pero es subjetivo, no todos podemos descodificar, entender lo que el artista nos quiere contar. El arte, también puede comunicar lo que no es posible hacer con la ciencia. "Una pasión amorosa, por ejemplo, está todavía lejos de comprenderse científicamente (¿cuál es la ecuación matemática de la físico-qimico-biólogio-psicológico-económico-sociológico-cultural-história del amor por ti?). En cambio, una voltereta que acaba ofreciendo una flor o un poema, obra el milagro"  Pero al exagerar la realidad para comunicar, no es un buen método para conocer lo que nos rodea.

Método revelado. Cuando la mente no consigue comprender un pensamiento, cuando no se deja empaquetar a través del código del lenguaje, cuando no hay ningún artista que consiga elaborar una obra de arte que lo transmita a otras personas, entonces hay que asumir que existe una entidad capaz de transformar el pensamiento en un conocimiento que nos da solo el resultado, pero no el cómo ha llegado a él. El conocimiento revelado no cambia, acepta lo que viene, no se cuestiona, ni se pregunta por qué o de donde viene, sencillamente ocurre. Es un conocimiento personal e intransferible. No es un buen método para comprender la realidad, para conocerla o estudiarla, porque queda encerrado en el sujeto.

Wagensberg concluye diciendo que "ninguna de las tres formas de conocimiento existe en estado puro o, dicho de otra manera, cada pedazo de conocimiento tiene los tres ingredientes aunque en diferente medida"

Para el tema que nos ocupa que es conocer cómo funciona la naturaleza y por extensión, nosotros que somos parte de ella, el mejor es el científico. Porque es el más universal, el más objetivo y la información es la misma para todos, si eso es posible siendo una creación de nuestra mente, ya que hay que detectar y sortear sus sesgos :)

Comentarios

  1. Una reflexión muy necesaria la que haces en esta serie de posts. En mi opinión, estas discusiones que tenemos con familiares y amigos se debe a que los "nativos que adoran a los dioses volantes" no están solo en el Pacífico sur, están también entre nosotros. Muchos ciudadanos del siglo XXI siguen viviendo una era precientífica, pues mientras recelan de la ciencia (por puro desconocimiento, o por pensar que es arrogante y prepotente porque "pretende explicarlo todo"), adoran los productos de la tecnología de los que dependen y a los que se vuelven adictos.

    Es cierto que ha habido y hay artistas creadores de maravillosas obras, artífices de sensaciones únicas para quienes las disfrutan. También es cierto que nadie hubiera compuesto la 5ª Sinfonía si Beethoven no hubiera existido, pero alguien habría descubierto la Ley de Gravitación Universal aunque Newton no hubiera nacido. Quiero decir, un Picasso siempre será una obra ligada a su autor, pero la teoría de la Relatividad nunca será un Einstein. De este modo, el conocimiento científico se desliga inmediatamente del investigador para ser patrimonio de todos.

    En este sentido, la ciencia me parece uno de los mayores actos de generosidad y humildad, y representa el esfuerzo colectivo más amplio de la humanidad, en el espacio y en el tiempo.

    Por último, y teniendo en cuenta los tipos de conocimiento que distingue Wagensberg, opino que la ciencia es la que mejor representación tiene de los tres. El conocimiento científico no solo no resta belleza de los fenómenos que estudia, sino que le añade enfoques y puntos de vista insospechados (conocimiento artístico), y es un acto de creación que requiere de la intuición (conocimiento revelado) en no pocas ocasiones para avanzar.

    ResponderEliminar
  2. Antes de nada, agradecerte que encontraras tiempo para dedicarle a mis primerizos posts. Gracias, de verdad
    Voy a contestarte lo mejor que sepa. No estoy acostumbrada a escribir y me cuesta mucho hacerlo de manera ordena y me ocupa tiempo....jaja
    Si, si que es importante hacer estas reflexiones, por eso me decidí a escribirlas. Para ejercitar la argumentación, mi argumentación y poner en orden las ideas.
    Me sorprende y preocupa que haya esta aversión a la ciencia o simplemente a hablar de ella. Sé, como dices, que en gran parte es por desconocer en qué consiste realmente y creo, también que hay una gran parte de prejuicio. Una mayoría asocia ciencia con poder y creo que es porque confunde ciencia y tecnología. La ciencia no tendría que tener límites, pero la técnica sí.
    Me preocupa que no se quiera saber cómo está hecho un smartphone y de qué. Que no se quiera saber en qué tipo de universo vivimos y de que está hecho. La importancia de la evolución, de la cuántica y un larguísimo etc. No lo entiendo. Quiero saber por qué no se quiere saber. Porque seguimos siendo "nativos que adoran a los dioses volantes"

    Me ha encantado como cuentas que la ciencia es una obra de arte no sólo asociada a un autor sino a toda la humanidad. Es lo que intentaba transmitir cuando escribí que la ciencia es objetiva y universal, pero me gusta más tu párrafo lo usaré en más de una ocasión, si me lo permites.
    "Un Picasso siempre será una obra ligada a su autor, pero la teoría de la Relatividad nunca será un Einstein. De este modo, el conocimiento científico se desliga inmediatamente del investigador para ser patrimonio de todos.
    En este sentido, la ciencia me parece uno de los mayores actos de generosidad y humildad, y representa el esfuerzo colectivo más amplio de la humanidad, en el espacio y en el tiempo."

    Estoy totalmente de acuerdo en tu último párrafo y no sólo eso, si no que creo que la ciencia es nuestra más hermosa, sofisticada y seductora obra de arte colectiva.
    Si todos usáramos un poco, solo un poco el método científico en el día a día, creo sinceramente, que el mundo sería mejor

    ResponderEliminar
  3. Es un placer dedicar tiempo de calidad a una pequeña charla virtual sobre temas interesantes. Lo echo mucho de menos pues la mayor parte de las veces se impone la dictadura de los 140 caracteres (o de los 140 segundos), y la interacción deja con ganas de más, así que soy yo quien te agradece el tiempo de tus posts y el de tus comentarios.

    Encantado de que uses ese párrafo todo lo que quieras pues, en el fondo, solo ilustra la esencia de tu reflexión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Que es una Ligubia?

Que es una LIGUBIA?

Me he inventado un hermoso y sabroso transgénico, políticamente incorrecto, según para quien, pero sumamente tentador. Os presento a mi LIGUBIA, hibrido entre higo y alubia, ¿os lo imagináis? Me pregunte qué genes serian recesivos y cuales dominantes, cuál sería su fenotipo, si necesitaría mucha agua para sobrevivir o si sería mejor árbol que arbusto. Tenéis que verme en el laboratorio, activando y desactivando genes.
Preferiblemente mejor crear un arbusto mediano, el Ligubial, ya que el árbol de tipo higuera pierde productividad, debido a sus grandes raíces. Sera un arbusto con hojas de verde intenso, carnosas y con algo de pelusilla. Soportará el calor y la falta de agua, propiedad de la familia de los ficus a la que pertenecen las higueras. Nos ira bien que sea fuerte, porque hay que enfrentarse al destructivo calentamiento global. También será resistente a las enfermedades y a las plagas que normalmente sufre la judía, pero no el higo.
La podremos cultivar en l…

La singularidad del CE67

— Hola, buenas tardes — saluda.
      — Buenas tardes. ¿Qué número ocupaba?
      — Mostrador veintitrés.
      — Son trece wayermetios con cincuenta y cinco. Deme la tarjeta.  — le dice mientras le acerca el holograma que previamente ha tecleado en la impresora.
      — Un momento por favor, no la encuentro — contesta desencajado.
      — No está permitido ir sin tarjeta — dice molesto el cajero —. Encuéntrela rápido.
    Introduce sus torpes manos en todos los agujeros de su atuendo color blanco y negro, uno por uno. Vacíos, no hay tarjeta. Se extraña. La lleva siempre consigo como establecen las ordenanzas.
     — No la llevo encima --por fin se atreve a decir —. Mañana la traigo para que la pueda validar.
     — Es una falta grave. Tendré que avisar a seguridad.
     — ¡Venga ya!, me conoces — implora —. Vengo cada día a la misma hora.
     — No sé quién eres, no te conozco — le contesta impasible el cajero
     — Mírame a los ojos — suplica —. Te saludo antes y después de abastecerme.…

Un cuento sobre la Luna

Voy a contaros un cuento. Un cuento originario del sur de África perteneciente a la tradición del pueblo san, y que nos cuenta el origen de la Luna. Historia que he interpretado y os relato a mi manera.
Erase una vez una hermosa mujer que yacía muerta cerca de la orilla del río Cunene. Era de noche y la Luna acariciaba su infecundo cuerpo con su luz amarillenta protegiéndola de los carroñeros. La luna reflejaba la palidez vítrea de la mujer confiriendo a la escena un extraño significado.
Un anciano intensamente conmovido, pensó que había que preservar la belleza del momento. Y que en la otra orilla del río el cadáver estaría protegido por las rocas que estaban cubiertas por el resbaladizo musgo. Así que convocó a los animales del bosque y les preguntó quién de ellos quería encargarse de pasar al otro lado a la Luna y al cuerpo de la mujer, ya que él era demasiado viejo para hacerlo.   
La tortuga con la lentitud que la caracterizaba se ofreció a llevar a la primera. La colocó entre su pa…