Ir al contenido principal

Por que creemos tan facilmente en Dioses de acero voladores?


-Percepción. ¿Podemos creer en lo que vemos?
#TertuliasCiencia. “Los engaños de la mente” 





En el primer capítulo del libro se habla de las ilusiones visuales. ¡Quién no ha tenido alguna vez un espejismo! Pues bien, la visión es uno de nuestros cinco sentidos que nos ayudan a percibir el mundo que nos rodea.
Tendemos a pensar en la percepción como un proceso sencillo. Que vemos, oímos, olemos, saboreamos o sentimos los estímulos que se proyectan en nuestros sentidos. Creemos que, si somos objetivos, percibimos la realidad. Sin embargo, se ha demostrado que la percepción es más un proceso que construye, antes que sólo un registro de lo que hay. La percepción implica comprensión y conciencia. Se trata de un proceso en el que las personas construimos nuestra propia versión de la realidad sobre la base de la información proporcionada a través de los cinco sentidos

Para S.L.Macknick y S.Martinez-Conde, los autores del libro están convencidos que “los mecanismos cerebrales que provocan las ilusiones percibidas (la magia), las reacciones automáticas e incluso la conciencia misma son lo que definen en esencia de quienes somos” Nuestros sentidos se han desarrollado junto con nuestro andar bípedo y nuestro aspecto de mono pelado, siendo el resultado de un largo camino por sobrevivir.  Somos una máquina de predecir, dicen, podemos predecir bastándote bien lo que nos está a punto de ocurrir. los magos saben que somos nosotros los que construimos la realidad a través de una infinidad de funciones instantáneas. Esta construcción, esta simulación, es lo que llamamos conciencia. Eso no quiere decir que no exista una realidad allí afuera, sin embargo, todo lo que percibimos es una simulación. La conciencia hace que la ilusión de realidad sea creíble y consistente. De hecho, la maquinaria que interpreta la información que nos llega del exterior es la misma que usamos en los sueños, de nuestras ilusiones y fallos de memoria. Lo real i lo imaginario comparten la misma fuente física en el cerebro.
Los magos son unos verdaderos artistas en usar contra el público las características de nuestra mente. “Lo que hacen es mostrar nuestro cerebro tal cual es, un mentiroso




Nuestra visión que depende principalmente del tándem ojo-cerebro es en realidad un apaño complejo de circuitos que dependen de suposiciones, aproximaciones, predicciones y otros atajos para construir lo que podría estar ocurriendo en el mundo en un momento dado. ¿Que saben los especialistas de estos circuitos del sistema visual para comprender las ilusiones? Por lo visto, poca cosa. Ilusión es lo que ocurre cuando la realidad no encaja con lo percibido, pero no sabemos cómo la construye el cerebro. Se sabe que es biología, pero se desconoce cómo funciona.

Nuestros ojos nos orientan de algo de lo que podríamos ser capaces de “ver”, el resto lo hace nuestro cerebro procesando patrones, personas, escenas, sucesos, ideas, palabras para construir la replantación de lo que estamos viendo del mundo

Engaño visual - El camuflaje

Otro concepto interesante, en este primer capítulo, es que la percepción implica resolver un problema de ambigüedad. Obtenemos la interpretación más plausible de los datos que nos llegan a nuestra retina. Nos recuerdan que no podemos fiarnos de nuestros propios ojos ya que inventamos gran parte de lo que vemos, nuestro cerebro rellena los huecos con escenas visuales de lo que no puede procesar, pero esas ilusiones dan riqueza a nuestra experiencia visual.



Camuflaje 2


Comentarios

Entradas populares de este blog

Un pozo llamado tristeza

Me tenía acostumbrada a no descolgar el teléfono. Pero esta vez llevaba quince días desconectado o fuera de cobertura. Empecé a preocuparme y volví a presionar el telefonillo verde de mi móvil, pero nada. Me puse el abrigo y salí en dirección a su casa. Toque el timbre y abrí la puerta con la llave que se resignó a darme después de mucho insistir. La casa estaba fría. Olía a agrio y a caca de gato. No pude evitar una arcada de asco. No me gustan los gatos, ni la suciedad. − ¡Tía Luisa!− la llamé, mientras entraba haciendo ruido para no asustarla. La encontré tirada durmiendo en el sofá rodeada de latas de cerveza y con la bata abierta dejando sus muslos al descubierto. A pesar de la indecorosa escena afloraba belleza de su cuerpo dolorido de tanto vivir. − ¡Luisa...!, ¡tía…!, despierta vas a resfriarte. No has encendido la calefacción y hace un frío de muerte esta semana. − No importa – contestó, mientras hacía un esfuerzo para incorporarse cubriéndose las piernas con tardío pudor. −Pues …

Que es una Ligubia?

Que es una LIGUBIA?

Me he inventado un hermoso y sabroso transgénico, políticamente incorrecto, según para quien, pero sumamente tentador. Os presento a mi LIGUBIA, hibrido entre higo y alubia, ¿os lo imagináis? Me pregunte qué genes serian recesivos y cuales dominantes, cuál sería su fenotipo, si necesitaría mucha agua para sobrevivir o si sería mejor árbol que arbusto. Tenéis que verme en el laboratorio, activando y desactivando genes.
Preferiblemente mejor crear un arbusto mediano, el Ligubial, ya que el árbol de tipo higuera pierde productividad, debido a sus grandes raíces. Sera un arbusto con hojas de verde intenso, carnosas y con algo de pelusilla. Soportará el calor y la falta de agua, propiedad de la familia de los ficus a la que pertenecen las higueras. Nos ira bien que sea fuerte, porque hay que enfrentarse al destructivo calentamiento global. También será resistente a las enfermedades y a las plagas que normalmente sufre la judía, pero no el higo.
La podremos cultivar en l…

Mujeres, Sarah Boone

Me plantée aportar mi granito de arena a este once de febrero y escribir alguna cosa sobre una mujer de la que nunca hubiera oído hablar. ¡Hay tantas y tan olvidadas!, que tardé mucho en decidirme por una. El tiempo que me llevó sirvió para guardar una larga lista en mi blog de notas que, con placer, iré descubriendo poco a poco. Elegí a Sarah Boone por ser la primera mujer afroamericana en obtener los derechos de patente de un invento y en una época terrible. Recordareis que no antes de terminar la guerra de secesión americana en 1865, no se abolió la esclavitud en el sur de Norteamérica, y Sarah nació en febrero de 1832 en el condado de Craven, Carolina del Norte, cerca de la ciudad de New Bern, en plena zona esclavista. Nuestra ingeniosa protagonista con quince años se casó, en noviembre de 1847, con un liberto llamado James Boone con el que tuvo ocho hijos. Me pregunté si ella también había sido liberada, o tuvo la opción de comprar su libertad, pero no encontré información al respe…